Acupuntura para parálisis facial

La Parálisis Facial es uno de los motivos frecuentes por los que se acude a la consulta médica.


Es una lesión que se desarrolla y que es mucho más habitual de lo que todos nos pensamos.

Su incidencia se puede desarrollar tanto en hombre como en mujeres y su edad de desarrollo es muy variada, ya que no hay una edad preestablecida.





Pero... ¿Que es la parálisis facial?


Pues bien, la Parálisis Facial aparece cuando el VII par craneal está afectado provocando con ello que se pierda la movilidad de la musculatura de la cara. Por lo general suele afectar a un solo lado de la cara, generando una dismetría en la misma.

Este tipo de Parálisis Faciales pueden ser de dos tipos:

  • Central

  • O periférica.

Pero en este caso sólo nos vamos a centrar en la Parálisis Facial Periférica que son las más habituales o las más frecuentes.


Por otro lado, hay que decir que a este tipo de Parálisis también se las conocen por el nombre de Parálisis de Bell.


Causas de la Parálisis Facial


La Parálisis Facial se produce debido a una afectación del nervio facial.


Esta lesión es debida a que hay una inflamación o un atrapamiento del nervio en alguna parte de su recorrido.


Hay que decir que la o las causas por las que se desencadena la Parálisis Facial, no son causas muy claras ni tampoco están muy bien definidas.


Pero estudios realizados a lo largo de mucho tiempo, han asociado este tipo de lesión con otras patologías que se han desarrollado previas a esta. Por eso estos estudios han determinado que la Parálisis Facial se puede asociar a los siguientes casos.


Casos asociados a la Parálisis Facial

  • Tras haber padecido un catarro.

  • Después de cualquier proceso vírico. Esto va a provocar que nuestro sistema inmunológico esté bajo de defensas y por consiguiente el nervio facial sea más vulnerable a sufrir esta patología.

  • Posterior a un traumatismo craneal.

  • Puede ir asociada a alteraciones metabólicas.

  • Si el paciente está sometido a mucho estrés.

  • Y por último, cuando sometemos a nuestro cuerpo por ejemplo a cambios de temperaturas muy bruscos.


Síntomas de la Parálisis Facial

Como hemos comentado anteriormente la Parálisis Facial va a provocar una pérdida de la movilidad de la musculatura de una parte de la cara.


Pero ¿esto cómo se refleja en la cara del paciente?


El paciente va a tener la siguiente sintomatología:

  • El párpado del ojo está caído.

  • Hay dificultad para poder levantar las cejas.

  • Existe impedimentos para cerrar el ojo.

  • La comisura labial va a estar desviada e inclinada hacia abajo.

  • El paciente puede tener un aumento del lagrimeo en el ojo. Pero en otros casos podemos encontrar justamente lo contrario que el ojo presenta una sequedad excesiva.

  • En ocasiones incluso el paciente puede tener babeo.

  • El sentido del gusto se puede ver también afectado.




En definitiva, el paciente presenta una asimetría en su cara, con una imposibilidad de poder realizar ciertos movimientos tales como por ejemplo sonreír.


Hay que comentar que la Parálisis Facial no suele cursar con dolor, pero en ocasiones y en los casos más graves o severos el paciente puede incluso hasta sentir dolor.


Todos estos síntomas que acabamos de describir van a aparecer en muy pocas horas, llegando a encontrar el punto más álgido de los síntomas a las 24 ó 48 horas como máximo de haberse iniciado.


Tratamientos para la Parálisis Facial

Es muy importante iniciar lo antes posible con el tratamiento.


Lo ideal para una rápida recuperación es hacer un tratamiento combinado. Es decir, por un lado:

  • Se debe tomar la medicación que el facultativo haya prescrito. Entre la medicación que el médico haya indicado están los corticoesteroides, antivirales y antiinflamatorios. En el caso que la afectación del nervio sea importante el médico puede aconsejar al paciente la ingesta de vitamina B12, B6 y Zinc. Con estas vitaminas se va a acelerar la regeneración del nervio facial.

  • Y por otro lado están otras terapias alternativas, como la Acupuntura.


Medicina Tradicional China (MTC) para la Parálisis Facial



Hasta el momento hemos hablado a lo largo de este artículo cómo ve la Medicina Occidental la Parálisis Facial o Parálisis de Bell.


Pero, ¿cómo contempla la Medicina Tradicional China (MTC) la Parálisis Facial?


Pues la MTC considera esta patología como una alteración del Qi (energía) y del Xue (sangre) de nuestro cuerpo debido a una entrada o golpe fuerte de viento, provocando una alteración de Wei (defensas).


Esto va a provocar que los Meridianos Yang Ming y Shao Yang se vean atacados, generando la falta de nutrición de los músculos y por lo tanto la aparición de la sintomatología descrita anteriormente.


La Medicina Tradicional China se plante unos objetivos claros para el tratamiento de la Parálisis Facial:

  • Activar la circulación del Qi (energía).

  • Regular el Xue (sangre).

  • Desbloquear los Meridianos afectados.

Si se cumplen estos objetivos, se van a observar cambios a nivel funcional y a nivel de la microcirculación de todos los tejidos afectados, y por lo tanto se va a favorecer su recuperación.


Tratamiento de la Parálisis Facial con Acupuntura



Actualmente se considera la Acupuntura una terapia alternativa para el tratamiento de la Parálisis Facial, ya que se han conseguido grandes resultados en la recuperación del paciente.


Hay que decir, que la Acupuntura no se debe considerar como un único y exclusivo tratamiento para la Parálisis Facial, ya que se recomienda que el paciente no abandone el tratamiento médico prescrito por el facultativo, ni tampoco deje de hacer los ejercicios de mímica ni de estimulación facial.


Cuando el paciente es diagnosticado de Parálisis Facial o bien cuando sienta los primeros síntomas, es muy importante empezar cuanto antes con éste o cualquier tratamiento.


La Acupuntura va hacer uso de unas agujas muy finas que se van a insertar en la capa más superficial de la piel. Es una técnica completamente indolora y absolutamente segura, ya que las agujas que se utilizan están esterilizadas y son desechables, es decir de un solo uso.


Una vez que se le quiten las agujas al paciente se deben depositar en un contenedor de residuos, para posteriormente ser recogidas por el organismo correspondiente.


Una vez hecho esta pequeña aclaración, debemos decir que la Acupuntura para tratar la Parálisis Facial va a utilizar varias técnicas de manipulación en función del efecto y del punto a tratar.


Estas técnicas de manipulación a las que estamos haciendo referencia son:

  • TONIFICACIÓN. Va a consistir en introducir la aguja de una manera lenta, pero sin embargo para extraerla se hará de una forma rápida. Además, otra característica de esta manipulación es que se debe introducir la aguja en sentido a la circulación de la energía del meridiano a tratar.

  • DISPERSIÓN. Esta manipulación va a ser justamente lo contrario a la anterior. Es decir, se introducirá la aguja de una manera rápida, mientras que la extracción se hará de manera lenta. En este caso la aguja se introducirá en sentido contrario a la circulación de la energía del meridiano que estemos tratando.

Cuando el paciente llega a la consulta hay que hacer una anamnesis completa y muy exhaustiva para poder determinar exactamente los puntos a tratar.


Es importante señalar que en el tratamiento que propongamos debemos tratar aquellos puntos donde esté la sintomatología, así como los puntos distales.


Los puntos distales son aquellos puntos que se van a encontrar distanciadas o lejos de dónde se localizan los síntomas de la cara.


Estos puntos distales van a ser igual de importante tratarlos como los puntos de la cara, ya que se van a conseguir:

  • Regular el Qi (energía) y el Xue (sangre).

  • Liberar el meridiano Taiyang del Pie. Este meridiano es muy importante ya que nace en la cabeza va a llegar hasta el pie. Su importancia radica ya que un meridiano que va a conectar el Estómago, la Vesícula Biliar y la Vejiga.

  • Y, por último, con estos puntos distales se va suprimir el viento exógeno que ha provocado el desarrollo de la Parálisis Facial.


Frecuencia para el Tratamiento de Acupuntura


Para que el tratamiento sea efectivo se le recomienda al paciente realizar sesiones de días alternos, hasta completar un ciclo. En Acupuntura se considera un ciclo a la realización de diez sesiones.


Hay que decir que el paciente en ocasiones no empieza a notar mejoría hasta la sexta sesión.


Por otro lado, cada sesión tiene una duración de 30 minutos aproximadamente, pero este dato es orientativo, ya que nos debemos ajustar a la sintomatología y al grado de afectación del paciente.


Conclusión


Como has podido comprobar a lo largo de este artículo a la Acupuntura se la puede considerar una gran aliada para poder tratar la Parálisis Facial, obteniendo grandes resultados en poco tiempo y todo esto sin efectos secundarios. Pero todos estos beneficios se consiguen si el paciente comienza lo antes posible con el tratamiento.


Hasta aquí este artículo sobre el tratamiento de la Parálisis Facial con Acupuntura.


Si te ha parecido interesante te animamos a que nos dejes tu comentario.


Si por el contrario quieres explicarnos tu caso porque quieres seguir nuestro tratamiento y quieres ponerte en manos de nuestros profesionales, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

8 views0 comments