• Montserrat Remigo Vázquez

¿Que es y para que sirve el drenaje linfático manual?





El drenaje linfático es un masaje lento, repetitivo y unidireccional que sigue la dirección de los vasos linfáticos y estimula su vaciado.


Es una forma de mejorar las funciones básicas del sistema linfático activando movimientos precisos, proporcionales y rítmicos de la circulación linfática.


Ayuda a eliminar los desechos y a recircular el líquido exudado en el espacio intercelular, manteniendo así la homeostasis del organismo.



El sistema linfático tiene una doble función:

  • Purifica, elimina toxinas y desechos del organismo.

  • Al regular el sistema inmunológico, protege la respuesta de bacterias, virus y otros objetos extraños que pueden ingresar al cuerpo.

La primera de estas funciones consiste en evitar que los líquidos se acumulen en el sistema digestivo y absorber grasas y vitaminas solubles para transportarlas a través del sistema circulatorio, del que forma parte el sistema circulatorio.




Los beneficios del drenaje linfático en todas estas áreas se deben a los siguientes hechos:


  • Ayuda a reabsorber el líquido.

  • Tiene un efecto calmante sobre el dolor.

  • Reducir la inflamación.

  • Ayuda a mejorar las capacidades de defensa del cuerpo.

  • Tiene un efecto relajante, por lo que se recomienda utilizarlo a alta presión.

El drenaje linfático es un buen tratamiento para la piel porque facilita la circulación sanguínea y ayuda a prevenir la formación de bolsas y arrugas. Generalmente, dependiendo del tipo de problema que necesite ser masajeado, pueden ser necesarias hasta diez sesiones, que duran aproximadamente una hora, para que el efecto sea obvio.

La otra aplicación más importante del drenaje linfático se centra en el proceso postoperatorio de la cirugía estética, ya que ayuda a acelerar la cicatrización de los tejidos, previene el edema, reduce la inflamación y el dolor, y aumenta la calidad de las cicatrices.

7 views0 comments

Recent Posts

See All